¿Te puedo decir algo?… ¡Eres una guerrera!

775_4715288

Antes de que fueras mamá seguramente te contaron como sería esto de la maternidad. Lo primero que te platicaron fueron las desveladas y cansancio interminables, tal vez te dijeron de las mil ochocientas cosas que invaden tu mente y quizá también, que tu cuerpo ¡cambiaría por completo! Y pensaste: ¿qué tanto puede ser? ¡Como si nunca me hubiera desvelado!

Llega tu primer pedacito de cielo, y después de soportar pacientemente esos primeros interesantes días posteriores al hospital, piensas: ah caray… ¡que es esto! Como que no me advirtieron bien.

Luego llega el segundo y el tercero y prácticamente tu mundo se ha reducido a gritos, desorden y unas ojeras que ni las mil capas de corrector pueden tapar. Sin embargo también llegas a ese mundo donde se escribirá la historia más hermosa que guardarás en tu corazón: el tiempo que tuviste a tus hijos a tu lado.

Cuando nuestro segundo hijo tenia 6 meses nos enteramos sorpresivamente que pronto seriamos una familia de cinco. En ese entonces vivíamos fuera del país así que no teníamos familiares cerca y nadie que pudiera ayudarnos en casa. Al principio me llené de dudas, quizá miedo, pensé: ¿cómo le voy a hacer?, ¿cómo voy a cuidar a tantos niños y tan chiquitos?, si la mayor apenas iba a cumplir 3 años! Y la casa, ¿A qué hora voy a limpiar?, ¿y mi papel como esposa?, ¿a qué hora voy a hacer la comida?, ¿y mis sueños?, ahhhhhhhh!!!

Pero hasta que comprendí que los hijos SIEMPRE llegan con un propósito, en el tiempo perfecto y para ser de bendición, fue que comencé a preocuparme menos y disfrutar más este maravilloso titulo que Dios nos ha otorgado. Porque sé que El estará a nuestro lado levantando nuestro ánimo y renovando nuestras fuerzas cada día y cada minuto.

Quizá tu te encuentres en una situación similar, tal vez te sientas abrumada,  o dudes que puedas ser una buena mamá, o quizá te asuste la idea de pensar en tantas cosas que se avecinan conforme llegan mas hijos, pero quiero decirte que Dios desde antes que te formara pensó en ti para ser mamá, y solo por eso, puedes estar segura que también piensa en ti como una guerrera, capaz de conquistar el corazón de cada uno de tus hijos, y de poner en práctica los dones y talentos para vencer cada reto que se presente durante la crianza de tus hijos.

Recuerda que Dios es tu socio en esta hermosa profesión, y con El de tu lado, todo saldrá muchísimo mejor de lo que puedas imaginarte. El ya esta en control, ¡aún cuando las cosas ni siquiera han sucedido!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s